l
width="475" height="400">
.:Monday, June 12, 2006:.
::
Live Journalism.


Mi cuaderno en blanco siempre ha sido como una inmaculada bolsa de viaje donde caben todas aquellas ideas que velozmente atrapo antes de que caigan redondas en el saco de la nada y lleguen a sufrir el tremendo mordisco del olvido más hiriente que en la bolsa las espera. Es tan fácil ir colocándolas dentro de mi bolsa... como la prenda íntima que se guarda tiernamente amoldándose en cualquier hueco que siempre queda por ocupar. Infinidad de pensamientos de todas las formas y colores que quiera imaginar y que llevo conmigo a cualquier lugar.
En cambio, cuando -con la ayuda de la pluma- las palabras son las que paso a guardar, hay muchas que entran rígidas, algunas no caben, otras incluso se parten si las intento forzar... suciedad que queda incrustada en la tela como auténticos borrones que tachan los pensamientos rotos.

Abro y cierro la bolsa con la cremallera de la imaginación, y siempre la llevo colgada dela manija del sentimiento.
Y la bolsa no para de gotear. Rastro indeleble que dejo a mi paso con olor a jazmín, mocaccino y sangre... recuerdos, fantasías y personajes que nunca olvido fuera, por lo que algún día pueda llegar a contar.
::

.:Lo wrote this at: 12:22 PM:.
...