l
width="475" height="400">
.:Monday, May 07, 2007:.
::
Tageschau

Últimamente mis días se llaman así: de locura.
Los días son claros, pero no hay primavera, el cielo es azul pero el brillo de abril ha desaparecido, de mis ojos, de mi piel, de mi pelo. No hay primavera, ni la va a haber. Soy interiormente un lente de pocos milimetros que espera el lapsus entre nieve y arena, entre bulbo y fruto.
Esta primavera no tiene ni alma ni consciencia. Si puede seguir de pie, si la primavera no ha colapsado a gritos y abandonos, es gracias a ese fluido que la gente normal llama felicidad, o al menos un líquido extraño que se le asemeja a lo suficiente.
Pero igual... no hay primavera, ya sólo hay verano. Sosteniendo a mi lado esta farsa que llamamos realidad objetiva, con la ilusión de pensar que, si toda una sociedad se atraganta con la misma mentira, de que el mundo se muere de calor, ésta terminará por ser verdadera.

Labels:

::

.:Lo wrote this at: 7:38 AM:.
...